Fin de la cacería de Willy Wonka


El sábado pasado los lobatos disfrutamos de una mañana divertidísima. Willy Wonka, agradecido de que le ayudáramos a recuperar la receta perdida, nos invitó a su fábrica para hacer por seisenas unas tartas deliciosas. Nos lo pasamos genial! 

Luego, aprovechamos que hacía buen día para ir a la glorieta a jugar y a comer todos juntos. Además, evaluamos un poquito el trimestre, lo que más nos ha gustado y las actividades que nos gustaría hacer en la próxima cacería.

Después de comer, volvimos a los locales para probar nuestras tartas y estaban riquísimas. ¡Qué reposteros tan creativos!

Os esperamos en la próxima cacería. 

Buena caza 



ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO